tratamiento cocaina Tratamiento cocaína

Tratamiento cocaína y que supone

Como hospital y clínica especializada en tratamiento cocaina así como todo tipo de sustancias y otras adicciones comportamentales o problemas clínicos relacionados con el juego o el alcohol, día a día somos conscientes de las consecuencias físicas y psicológicas que la cocaína produce en las vidas de numerosas personas cada día. A muchos les es sencillo hablar sobre cómo nunca podrían caer en estos abusos y en cambio la adicción parece crecer en nuestro país por lo que entre todos tenemos que realizar el esfuerzo de intentar entender y ayudar a aquellos que pasan por este problema, sin marginarlos de la sociedad sino ayudándolos a una total reincorporación fuera de las circunstancias y situaciones que pueden haberle llevado a ello.

Nacimiento y algo de historia

La cocaína es una sustancia extraída de las hojas de la planta de la coca a través de una serie de procedimientos químicos complejos en que se convierte en la droga que conocemos habitualmente. Su uso se popularizó en los años 80 en nuestro país, convirtiéndose en un problema de abusos muy grave y ha ido subiendo vertiginosamente en la lista de causas de abuso de sustancias que más hospitalizaciones y adicciones suponen.

Aunque su popularización en nuestro país fue en esa época, no es una sustancia que surgiera hace poco tiempo sino que en Sudamérica países como Perú llevaban años intentado reducir la presencia de las plantaciones en su suelo y mucho antes que eso ya se usaba en muchos productos y fármacos médicos durante el siglo XIX, ya que en ese entonces no se conocían los efectos tan adictivos y las consecuencias biológicas en el cerebro del abuso de esta sustancia. Incluso es de sobra conocida la adicción a esta sustancia de varias figuras conocidas de nuestra historia internacional como Freud.

Cuando descubrió su utilización en el campo de combate Freud se obsesionó con esta sustancia, investigando ampliamente sobre ella y probándolo sobre otros sujetos y amigos a los que afirmaba haber curado milagrosamente de otras adicciones y enfermedades gracias a un tratamiento cocaina sin ningún efecto secundario. Años más tarde el campo médico demostraría la falsedad de estas afirmaciones, demostrándose las nefastas consecuencias que la adicción de la coca habían provocado, un hecho ya del todo imposible de ignorar.

Ya explicada una pequeña introducción sobre la historia de la cocaina, podemos hablar de dos tipos de presentación de esta sustancia:

Polvo blanco

El polvo blanco y fino que normalmente asociamos a la cocaína es el llamado clorhidrato de cocaína y se obtiene a través de ciertos procesos químicos. En esta forma se consume por la nariz a través de las mucosas.

Los cristales de coca

Una de las formas de ingestión más adictivas que existen son los cristales de coca o popularmente llamado “crack”. Se produce combinando estos cristales con una mezcla de bicarbonato y quemándolos para elaborar una sustancia fumable. Al absorberse directamente, en una cantidad mucho mayor, y no a través de la mucosa de la nariz la adicción es mucho mayor.

Efectos y posibles tratamientos

Tras la época de los 80 y 90 el consumo de la cocaína ascendió como la espuma, convirtiéndose en una prioridad en todas las instituciones públicas sanitarias para conseguir mejorar el fármaco y el tratamiento cocaina más adecuado para reducir al menos la recaída y ayudar a los adictos a esta sustancia.

Tratamiento cocaina y Sintomas

Si tiene dudas sobre algún amigo o familiar que cree podría ser adicto a esta sustancia, existen ciertos síntomas que normalmente podría encontrar en alguien que abusa de la cocaína, pero la recomendación es siempre acudir a un profesional que le orientará sobre que hacer, ya que las circunstancias sociales y ambientales de cada caso influyen mucho en su desarrollo.

  • Procesos de euforia exagerada tras los cuales sufre depresión y cambios de humor extremos
  • Temblores y tics
  • Fatiga combinada con espacios de gran agitación y nerviosismo así como irritabilidad
  • Pérdida de peso por los problemas de estómago causados por el abuso
  • Daños en el tabique nasal
  • Trastornos del sueño así como delirios o paranoia si pasa por procesos de abstinencia

Efectos del consumo de cocaina

Tal como hemos comentado los efectos del abuso que requieren un tratamiento cocaina incluyen temblores, depresión o trastornos intestinales, pero para profundizar un poco más en el tema podríamos establecer una serie de fases o tipos de efectos según el tiempo, dividiéndolos entre corto y largo plazo.

  • Efectos corto plazo
    • Aumento a corto plazo de los sentidos del oido, el olfato o el tacto, aumentando las sensaciones percibidas
    • Desinhibición, aumentado la sociabilidad, el deseo, la energía para realizar toda clase de actividades
    • La cocaína también produce una sensación de aumento de tus capacidades, sintiéndote más espabilado, más concentrado en actividades intelectuales por un corto periodo de tiempo.
  • Efectos largo plazo
    • Condiciones crónicas en el tabique y pérdida de sentido del olfato
    • Enfermedades del corazón con posibilidades mayores de ataques o arritmias
    • Mayor probabilidades de problemas neurológicos así como convulsiones o derrames
    • Pérdida severa de peso con las consecuencias que puede acarrear como falta de vitaminas para un buen funcionamiento de nuestro organismo
    • Alucinaciones asociadas a enfermedades psicológicas y psicosis
    • Desarrollo de enfermedades graves en los pulmones como la bronquitis

Tratamiento cocaina en diversos campos

Tratamientos psicologicos

Suele ser necesario el desarrollo de tratamientos psicológicos con la continua supervisión de un psicólogo titulado y experimentado para la reinserción y deshabituación de los pacientes de cocaína por los efectos que ésta provoca psicológicamente hablando en el cerebro de los adictos.

La cocaína produce una sensación de euforia y felicidad que se pasa muy rápidamente provocando ansiedad y depresión y recortando cada vez más el ciclo de abuso. El paciente siente que no puede pasar sin esa sensación que vivió y la adicción va creciendo cada vez más afectando las relaciones sociales, provocando incluso paranoia y alucinaciones y sintiéndose totalmente deprimido o incluso violento si no puede conseguir la siguiente dosis.
En muchos casos estos procesos vienen también acompañados de problemas familiares o sociales graves que desencadenan esta adicción y que provocan que el paciente no pueda afrontarlos cuando se reinserta de nuevo en su ambiente, con lo que hay que tratar esos problemas en terapias y psicología para enseñarle técnicas que pueda utilizar en su vida diaria.

Tratamiento conductual

Los procesos y tratamientos conductuales se basan en desarrollar una serie de terapias y procesos basados en la conducta del individuo, por ejemplo enseñándole a identificar ciertas situaciones críticas que pueden llevarle al consumo y a evitarlas en la mayoría de lo posible.

Conseguir que el paciente cambie poco a poco conductas nocivas que le llevaban al consumo así como intentar buscar otros ambientes, hobbys o actividades que no estén asociadas puede ser la clave para evitar recaídas en su reinserción en la sociedad. Por supuesto, no son terapias que se realicen de forma independiente sino como una parte dentro de un todo.

Otras opciones pueden incluir los grupos de servicios sociales o las técnicas que incluyen las recompensas ante el tiempo que estén “limpios” de la drogas, así como los grupos como el caso de “Alcoholicos Anónimos” que también funcionan en el abuso de drogas y sustancias como la cocaína.

Tratamientos farmacologicos

Existe en España poca documentación sobre la eficacia de determinados fármacos o no en la deshabituación del consumo de la cocaína y más bien parecen haber ciertos éxitos o mayores retenciones en las terapias al combinar estos elementos con otro tratamiento cocaina como los conductuales o terapias psicológicas.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (déjanos tu valoración)
Cargando…