adiccioneneltrabajo El silencio de la adicción en profesiones de alta exigencia social

¿Puede una persona de éxito en su campo profesional e influyente a nivel social sufrir adicción a sustancias y poner en peligro sus relaciones y la ejecución de su trabajo?

La adicción en las profesiones de alta exigencia suele pasar desapercibida, pero su efecto es igualmente perjudicial y puede poner en riesgo la vida de aquellos quienes confían en sus capacidades profesionales.

En la última década, este patrón de comportamiento ha ido aumentando fruto de la mayor implicación social y relacional que acompañan a los trabajos que priman en el mundo occidental y que requiere cada vez más de la comunicación y la interacción entre personas.

La necesidad de cumplir a nivel laboral puede generar tensiones sociales, de modo que el profesional con dificultades de afrontamiento o falta de herramientas sociales puede canalizar el consumo de sustancias como mecanismo para aliviar el estrés inherente a estas situaciones y al conflicto interno que pueden generar este tipo de situaciones problema.

En este sentido, uno de los sectores más afectado es el de sanidad debido a la accesibilidad e inmediatez del profesional sanitario (médico, enfermera/o, auxiliar de clínica, farmacéutico/a…) a medicamentos que pueden provocar una ansiolisis o unos efectos relajantes, tales como las benzodiazepinas, los hipnóticos, los analgésicos y los derivados opioides. Aun así, otras profesiones de riesgo serían abogados, políticos, ingenieros o educadores los cuales están sometidos a un estrés laboral muy parecido y que puede derivar en consumo de fármacos, alcohol u otras sustancias.

El perfil de la persona propensa a utilizar las sustancias como compensador de otras deficiencias manifestadas en el plano laboral, serían un individuo de mediana edad, con recursos económicos para poder hacer frente al consumo que suponen las drogas o los fármacos y que presenta cierta dificultad en las relaciones sociales y laborales sometidas a alta exigencia y responsabilidad en su puesto de trabajo.

Aunque algunos profesionales niegan tener problemas con las drogas, se utilizan como una vía de escape, de manera que, va aumentando su uso progresivamente para llevar una vida productiva y, a su vez, aumenta la problemática personal, familiar y laboral. Por ello, el consumo, lleva a la repetición, y en los casos que exista una vulnerabilidad intrínseca aparece el abuso y la adicción.

El silencio de la adicción

Al llevar una vida integrada en la sociedad, con grupos sociales a los que pertenecen o sitios que frecuentan, uno de los graves problemas en estos profesionales es que pasan desapercibidos, puesto que no pretenden buscar ayuda de profesionales e incorporarse a un centro de desintoxicación por miedo a ser identificados como personas con trastorno adictivo. Existe una falta de conciencia de las consecuencias que puede conllevar en ellos mismos y en su alrededor, incluyendo el ámbito laboral, y consideran que su problema no es serio y que pueden reconducirlo en el momento que decidan dejar de tomar las sustancias. Por otro lado, podemos encontrar el corporativismo del entorno laboral, que puede perpetuar el estado de enfermedad de la persona adicta con riesgo más o menos velado hacia las personas a las que el paciente enfermo realiza su actividad laboral.

Realizar un tratamiento de adicciones es lo recomendable para que los profesionales puedan desempeñar su trabajo libre de sustancias. La adicción es una enfermedad y debe ser considerada como tal y debe estar alejada del estigma social que durante años a acompañado a las personas con problema de abuso o dependencia a drogas. En este sentido, el proceso de recuperación de la adicción debe ir enfocado a recuperar la máxima autonomía y fomentar la ejecución en el plano laboral en plenas facultades, favoreciendo el bienestar de las personas que les rodean.

 

Contacto: IVANE
Twitter: @IVANEadicciones
Facebook: IVANE

Foto. pixabay.com. Creative commons

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valoraciones: 1, Promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…