19 ludopatia fb Factores de riesgo en la ludopatía

El Juego Patológico o La Ludopatía es un trastorno mental relacionado con el control de los impulsos, donde la persona se siente obligada a jugar y a apostar de una forma persistente y progresiva, de forma irrefrenable y compulsivamente, y que termina repercutiendo en su vida personal, familiar, social y laboral.

Los jugadores apuestan cantidades económicas ante la posibilidad de que ganar o perder no depende exclusivamente de la habilidad del jugador, por lo que juega un papel importante el azar. El jugador patológico se desentiende de las reglas de azar y de los patrones de juego preestablecidos.

En el ludópata, la conducta de juego se vuelve compulsiva, repetitiva y fuera del autocontrol.

Existen factores de riesgo que pueden iniciar, mantener o intensificar la frecuencia de los juegos de azar, generando problemas en diversos ámbitos. No se establece una relación causa-efecto entre la aparición de un problema de juego y los factores de riesgo, ya que depende en gran medida de las circunstancias de la persona. Sin embargo, cuantos más influyan sobre la persona, mayor probabilidad habrá de que esta se implique en conductas relacionadas con el juego.

Una de las clasificaciones en las que se pueden agrupar los factores de riesgo son: factores individuales, demográficos y socioeconómicos, familiares, sociales, ambientales y, por último, los relacionados con la conducta del juego.

-Factores individuales: rasgos de personalidad (impulsividad o vulnerabilidad emocional), antecedentes familiares con problemas de juego, tener problemas de salud mental o adicciones, la vinculación de la autoestima a las ganancias o las pérdidas del juego, tener creencias erróneas sobre el juego y las probabilidades de ganar, situaciones  vitales estresantes (pérdida de trabajo, divorcio…).

-Factores demográficos y socioeconómicos: ser hombre, joven y con bajo nivel educativo está asociado a tener mayor riesgo de problemas en el juego,  así como tener un bajo estatus socioeconómico.

-Factores familiares: falta de comunicación, sobreprotección, ausencia de normas y limites, falta de afecto o sentimiento de abandono, aprendizaje de la conducta de juego a través de un modelo familiar en el que se tienen actitudes positivas hacia ello.

-Factores sociales: aislamiento social y soledad, pertenencia a grupos en los que existe una actitud positiva hacia el juego.

-Factores ambientales: amplia oferta de juegos (disponibilidad), accesibilidad de los juegos de azar, estatus legal del juego incrementa la prevalencia en los adolescentes, falta de alternativas de ocio, persuasión en los medios de comunicación.

-Factores relacionados con la conducta del juego: inicio en los juegos de azar en edades tempranas, conseguir un premio relevante en las primeras apuestas, sentir la necesidad de recuperar el dinero perdido, utilizar el juego como una vía de escape ante los problemas, búsqueda de emociones intensas o descarga de adrenalina.

Los estudios realizados en referencia a factores de protección en los juegos de azar son limitados, sin embargo, serian comunes a otros trastornos adictivos como, por ejemplo, la resiliencia, la cohesión familiar o la integración escolar.

 

Dra. Alejandra González. Psiquiatra. Directora Terapéutica de IVANE. Centro de Desintoxicación y Patología Dual Valencia.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE. Centro de Desintoxicación y Patología Dual Valencia.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (déjanos tu valoración)
Cargando…